Recibidores del hogar

El recibidor es la antesala de nuestro hogar y en este sentido debe reflejar fielmente el estilo que tratamos de imprimir al resto de la vivienda. La primera impresión que se lleven nuestros visitantes será la que ofrezca el recibidor, de forma que debemos cuidarlo al máximo.

Al mismo tiempo los recibidores deben cumplir unas funciones básicas, de las cuales se deriva la necesidad de incluir un espejo que facilite los retoques de última hora antes de abandonar el hogar.

En función de nuestras costumbres el recibidor puede ser empleado para guardar elementos como las llaves del hogar o el coche, la cartera, el paraguas, y en general objetos de uso cotidiano.

Finalmente el recibidor puede servirnos como recordatorio de determinadas tareas que debemos acometer al salir de la vivienda. Este truco puede ser especialmente útil si no tenemos buena memoria.

Decoración y muebles de recibidor

Las posibilidad en la decoración de nuestro recibidor son infinitas. Podemos optar por el estilo más minimalista con un simple espejo colgado de la pared, o por voluminosos muebles que permitan almacenar todo tipo de objetos.

En cualquier caso siempre debemos tener en cuenta que el recibidor debe facilitar el acceso de las personas, para lo cual una correcta iluminación interior será vital.

Siempre podemos jugar con la colocación de pequeños cuadros que impriman caracter al recibidor. Recuerde que el espejo crea una sensación de amplitud extra con la que puede jugar en espacios reducidos.